30 años y el declive

30 años y el declive
MAS DE POLITICA

Hablando de diputados

El árbol y los intocables

De anonimato y libertad, reflexiones

Futuro 21

PRI: Usos y costumbres
  
MAY
12
2019
Teodoro Barajas Morelia, Mich. Hace tres décadas se fundó el Partido de la Revolución Democrática tras aquella jornada electoral marcada por el fraude y la inequidad como divisa del antiguo régimen, un proyecto de izquierda con sendos matices determinados por sus fundadores, entre ellos figuraron personajes que tuvieron protagonismo en el PRI, algunos veteranos de movimientos sociales y también del ala radical ubicada en la guerrilla. Fue una mezcla en un tiempo coyuntural. Heterogénea organización.
El Partido de la Revolución Democrática fue un factor determinante para dar pasos a un paradigma diferente de participación política, este 5 de mayo cumplió 30 años, aunque la actualidad refleja un declive que, al parecer, no termina.
Fue, hasta antes de Morena, el partido de izquierda más exitoso en el terreno electoral aunque los logros son regateados por sus propias corrientes que a dentelladas secas arrancan más posiciones burocráticas, lo cual dista mucho de los orígenes derivados de la resistencia y lucha social.
El antecedente inmediato del PRD fue el Frente Democrático Nacional, la coalición partidista que se constituyó como la némesis del PRI y que a punto estuvo de arrebatar el poder al entonces partido oficial.
En principio la lista de activos cuadros del naciente PRD figuraba un directorio que contaba a ex priistas como Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo ?ex líder del PRI y del PRD-, izquierdistas como Pablo Gómez, Amalia García y Rosario Robles; también figuraron cuadros sin una pertenencia partidista, sociedad civil, ex guerrilleros, sindicalistas, en fin, fue la suma del hartazgo contra un sistema antidemocrático que sufrió un serio descalabro moral el 6 de julio de 1988.
Treinta años después el Sol Azteca vive otra situación, la cual varía mucho de la vivida el 5 de mayo de 1989, en el origen el nuevo partido pugnaría por un órgano autónomo que fue el IFE -ahora INE- para contar con el arbitraje . La presión perredista, principalmente, dio pauta a la creación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y se alentó la participación femenil como nunca antes desde un ente partidista.
Sólo que el poder también envilece y corrompe, por los resultados de los gobiernos de extracción perredista se puede afirmar que no han marcado diferencia, les acompañan escándalos de corrupción, vicios antidemocráticos, crecimiento de corrientes internas que buscan afanosamente posiciones electorales, repartición de un pastel cada vez más reducido, avaricia.
Morena tiene en la actualidad el poder, aunque la mayoría de su membresía procede del PRD, el jefe del Ejecutivo federal fue dirigente nacional del perredismo. Morena arrasó en las elecciones de julio del año anterior, fue el tsunami para el PRD porque arrebató bastiones que ya parecían consolidados. La debacle perredista es visible, indiscutible. Sólo queda un bastión a nivel nacional del PRD con la única gubernatura, Michoacán, cuyo jefe del Ejecutivo local es Silvano Aureoles Conejo.
El PRD tuvo dos problemas originarios, los caudillismos y la proliferación indiscriminada de corrientes que no abonaron al debate ideológico sino que pelearon por las posiciones de poder hasta degradar la institucionalidad que ha sido talón de Aquiles. Lo único cierto es que en el PRD impera la incertidumbre en su envejecimiento prematuro.


INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México