Día Internacional de la Mujer: poco que celebrar y mucho por trabajar.

Día Internacional de la Mujer: poco que celebrar y mucho por trabajar.
MAS DE GENERAL

Tarifa cero y el silencio de la SCJN

Balonazo

Sin miedo no hay éxito

La Ilegalidad de las notificaciones electrónicas

Medicina y comercio
  
MAR
08
2017
Rocío Pineda Gochi  Morelia, Mich. El día de hoy, el mundo entero conmemora una fecha determinante en el devenir histórico de la vida humana. Celebra a más de 3 mil 645 millones de mujeres, que representan cerca de la mitad de la población mundial ?50 millones menos, que el género masculino?. En un razonamiento aritmético elemental, podríamos decir que existe un equilibrio o una "igualdad natural del género", en términos de la proporción entre hombres y mujeres que habitamos el planeta. Sin embargo, esta igualdad numérica se reduce a ínfimas fracciones, cuando hablamos por un lado, de igualdad del género en términos de derechos humanos, políticos, económicos, sociales y culturales de las mujeres; y por otra parte, crece de manera exponencial, al referirnos a las innumerables formas de violencia en contra del género femenino.
Datos de Oxfam Internacional revelan que las mujeres ganan 23% menos que los hombres y, en los países en desarrollo, el 75% de los trabajos que ocupan pertenecen a sectores informales o están desprotegidos. Conforme a este ritmo, llevaría 170 años para que se emplee a mujeres y hombres en la misma proporción, se les pague el mismo salario por el mismo trabajo, y tengan los mismos niveles de representación en puestos de dirección.
Su estudio revela que 155 países tienen al menos una ley que limita los derechos económicos de las mujeres en comparación a los de los hombres. Entre ellos, 18 países en los que los maridos pueden impedir a sus mujeres que trabajen y 100 países en los que las mujeres no pueden desempeñar los mismos trabajos que los hombres. A junio de 2016, solo el 22% de todos los representantes parlamentarios eran mujeres, porcentaje que ha crecido lentamente si se compara con el 11.3% de 1995.
Sorprendentemente, estimaciones mundiales de la Organización Mundial de la Salud indican que una de cada tres mujeres en el mundo (35%) ha sufrido violencia física y/o sexual en algún momento de su vida. Peor aún, el 38% de los asesinatos de mujeres son cometidos por su pareja, y de los 12 países con las tasas más altas de feminicidios, cinco son latinoamericanos.
Estas cifras nos dan un panorama general de los retos que tenemos las mujeres, frente a infranqueables barreras sociales y culturales, pero sobre todo, a visiones androcéntricas que todavía mantienen un statu quo que empodera a los hombres ?desde los orígenes de la evolución humana? para discriminar y determinar los roles de género, invisibilizar el trabajo y las aportaciones de las mujeres en la sociedad, negar el pensamiento y el actuar femenino en el devenir histórico y en los procesos de trasformación social, reducirlas a objetos sexuales para violentarlas de todas las formas y maneras posibles, y atropellar derechos humanos, políticos y sociales elementales.
Esta lamentable visión del mundo, contradice los grandes avances del ser humano en el siglo XXI, que dice vivir en sistemas democráticos consolidados, en la era de la innovación tecnológica y del conocimiento. Ante esta contradicción, las mujeres en el mundo levantamos la voz en este día para reclamar y exigir la igualdad de derechos y de condiciones, como lo hicieron las mujeres americanas que marcharon en 1908 en Nueva York para exigir un recorte del horario laboral, mejores salarios, el derecho al voto y el fin del trabajo infantil, que dieron pauta a diversos movimientos hasta la institución del Día Internacional de la Mujer en 1975.
A más de 100 años de lucha, no tenemos nada que celebrar, aprovechamos este día para recocer los esfuerzos de todas las mujeres visionarias y comprometidas, que han dado sus pensamientos, su trabajo y su vida para construir un mundo igualitario. Las mujeres, al igual que los hombres, somos artífices de los grandes pasos que ha dado la humanidad, pero hemos dejado de lado nuestra agenda como género. Hagamos conciencia y reclamemos nuestros derechos realizando acciones colectivas, y trabajemos juntas para construir una sociedad justa e igualitaria.


INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México