Educación Michoacana: El Informe 2018 del INEE

Educación Michoacana: El Informe 2018 del INEE
MAS DE EDUCACION

Morena y el futuro de la educación

Un fin de ciclo escolar

La educación después del debate

Golpea los niños de la escuela pública

Educación: Michoacán ante el Espejo
  
ABR
16
2018
Erick Avilés Morelia, Mich. En Michoacán se ha polemizado respecto a las posiciones que se ocupan en la escala nacional en cuanto a indicadores educativos, ya que, si bien se han visto acciones emprendidas por la Federación, Gobierno del Estado y autoridades municipales, la realidad que se vive en miles de comunidades de aprendizaje continúa interpelando el discurso oficial. Por las planas de los diarios nos enteramos día tras día de situaciones infamantes que socavan el derecho a aprender de la niñez y juventud michoacanas y de soluciones que fluyen más lentamente que el alud de problemas que emergen.

Ante la falta de exhaustiva transparencia en cada uno de los indicadores educativos, grupo por grupo y escuela por escuela, se ha vuelto costumbre en la entidad esperar los reportes nacionales para conocer de manera más amplia el estado de la educación. Al respecto, recientemente, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) ha presentado el Informe 2018 de la serie denominada La Educación Obligatoria en México, donde se menciona en 29 ocasiones a Michoacán, en su gran mayoría debido a la situación precaria de nuestro sistema educativo.

El informe es descargable en http://publicaciones.inee.edu.mx/buscadorPub/P1/I/243/P1I243.pdf y merece una lectura atenta, ya que brinda un panorama detallado de la situación educativa nacional y dota al lector de parámetros para interpretar la realidad.

En cuanto a las menciones sobre Michoacán que se realizan en el documento citado, en materia de asistencia escolar, se señala que persisten grandes diferencias entre entidades federativas, ya que en el nivel secundaria Chiapas y Michoacán están más de 9 puntos porcentuales por debajo de los estados que registran mayor asistencia. Michoacán, al igual que Chiapas, Guanajuato, Oaxaca, Aguascalientes y Durango tienen niveles de asistencia inferiores a 70%, hecho que subraya los esfuerzos y logros desproporcionados de las diferentes entidades educativas por lograr garantizar la asistencia de los estudiantes en secundaria, ya que como se precisa, no necesariamente son las entidades más pobres las que se encuentran por debajo de la media nacional.

El estudio menciona que en cuanto al contexto socioeconómico respecta, Michoacán tiene a más del 25 por ciento de la población en el quintil más bajo de ingresos, a la par que se tiene el quinto PIB per cápita más bajo de la nación y un crecimiento promedio 2003-2015 inferior al 2 por ciento.

Asimismo, en el estudio se interpola a un poco menos de 300 mil personas en situación de analfabetismo que viven en la entidad federativa, que ponen en jaque las cifras que recientemente se han brindado por parte del INEA, donde se habla de 200 mil personas solamente. Es un hecho, ante la falta de evidencias, no podemos dejar de considerar que seguimos siendo el quinto estado con más analfabetismo en términos absolutos y también en términos porcentuales.

En el mencionado documento se habla de que Michoacán es una de las entidades, conjuntamente con el Estado de México, Puebla, Guanajuato y Jalisco en donde se mantiene una proporción elevada de adultos mayores en situación de analfabetismo, lo que demuestra que no se han diseñado los mecanismos de política pública adecuados para lograr que al menos cien mil michoacanos aprendan a leer y escribir.
El INEE exhibe también que a pesar de que se ha incrementado el número de años de escolaridad promedio de la población, persiste una gran desigualdad, partiendo de que el valor máximo para la población de 15 años y más se alcanzó en la Ciudad de México, con un promedio de 11.1 grados cursados y el mínimo en Chiapas con apenas 7.3. Michoacán apenas logra acumular 7.9 años, lo que sitúa a nuestra población de 15 años y más en condición promedio de rezago educativo. Ser el cuarto estado con menor escolaridad promedio a la fecha no es propiamente materia de orgullo y requiere acciones contundentes y prontas para eliminar esa enorme limitación a nuestro desarrollo integral.

En cuanto a matriculación en educación primaria respecta se tiene que Michoacán es la entidad que más ha decrementado la misma en el nivel mencionado, con un 2.1 por ciento, seguido por Oaxaca con 1.7 por ciento. Es decir, factores demográficos, migratorios y socioeconómicos están haciendo que cada vez menos niños se matriculen en educación primaria en la entidad, lo cual merece una explicación detallada de parte de las autoridades competentes.

La investigación del INEE también identifica que en Michoacán se deben intensificar ampliamente los esfuerzos para lograr que los niños y jóvenes de edades entre 12 y 14 años asistan a las escuelas, pues en 2015 registraron que la asistencia era de 87.4 por ciento del total, solamente, para ubicarnos en el último lugar nacional. Aunado a lo anterior, el grupo de edad de los 15 a 17 años, que es el que tiene las menores tasas de asistencia en la nación ubica a Michoacán en el último lugar, con apenas 64 por ciento de este grupo etario matriculados en la escuela, habiendo una diferencia de 19 puntos respecto a la Ciudad de México, donde acude el 83 por ciento del total, interpretándose esta brecha entre ambas entidades como que un joven de la edad mencionada, por el mero hecho de nacer en Michoacán tiene apenas el 77 por ciento de probabilidades de permanecer en el sistema educativo que el que posee un par suyo que nació en la Ciudad de México.

El estudio también menciona que Michoacán continúa siendo el último lugar en materia de abandono escolar en secundaria, con el 9.2 por ciento, seguido un punto abajo por Campeche con 8.2 por ciento de tasa de deserción, destacándose que en Michoacán, conjuntamente con Campeche y Durango el número de niños que logra concluir la secundaria en tres años es inferior al 80 por ciento.

En conclusión: Michoacán está aún lejos de contar con un sistema educativo boyante y progresista. Si bien, se han revertido tendencias generales a la baja en algunos indicadores, en otros persisten rezagos seculares. Es preciso asumir la responsabilidad de la situación y emprender acciones de mayor calado, con dotación suficiente de recursos para poder catalizar nuestro desarrollo educativo. Asimismo, es preciso exigir, en el marco del proceso político-electoral que todos los candidatos se comprometan con abonar fuertemente a la resolución de la problemática educativa en los múltiples indicadores y casuística acumulada que exhiben que, durante muchos años en la educación michoacana no se hicieron las cosas bien, por lo que ahora es tiempo de que transitemos del hablar de educación, a trabajar con denuedo para lograr que se logren los objetivos de manera extraordinaria, para garantizar el derecho a aprender de los michoacanos, recalcando que la actual administración estatal ya ha cumplido dos años y medio, mientras que el gabinete educativo 18 meses en la semana venidera, por lo que esperamos apertura a la ciudadanía, transparencia y resultados.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles


INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México