Libia, Irak, Siria y Venezuela; la libertad con sabor a petróleo

Libia, Irak, Siria y Venezuela; la libertad con sabor a petróleo
MAS DE INTERNACIONALES

Francia, los chalecos amarillos y el estallido del inverno europeo

La elecciones intermedias en Estados Unidos y la caravana migrante

2 de Octubre: 50 Años después y el Nuevo Orden Mundial

Las potencias económicas necesitan guerra

Indignación a causa de los dreamers
  
FEB
10
2019
Bryan Ramírez Morelia, Mich. No es casualidad que cada país en el que Estados Unidos desea llevar la democracia y libertad con una intervención militar, sean naciones con grandes reservas de petróleo, gas o minerales. Después de la segunda guerra mundial, el poder geopolítico se dividió entre Estados Unidos y sus aliados capitalistas contra la poderosa Unión Soviética y las naciones socialistas-comunistas que estaban dispersas por todo el mundo, el interés era tener la supremacía del poder político, económico y militar. El capitalismo triunfó ante el socialismo, la caída del muro de Berlín trajo consigo la casi muerte de la ideología socialista, el poder se concentró tras la guerra fría en Estados Unidos, como la única potencia económica y militar, durante más de dos décadas fungió malamente como una especie de policía del mundo, buscando mantener el control de todas las regiones del planeta, en ayuda siempre de múltiples aliados estratégicos. La primera gran guerra por el petróleo fue con Irak, el gran interés por apoderarse de sus reservas de crudo, el mundo conoció las mentiras que llevaron al derrocamiento de Saddam Hussein, "llevar la democracia y libertad" justificando que el régimen tenía armas de destrucción masiva (armas químicas y biológicas), algo que jamás se demostró y llevó al país a una guerra civil que terminó por convertirse en el Vietnam del Siglo XXI, Estados Unidos retiró a sus tropas en 2011, y las armas de destrucción masiva nunca aparecieron, la equivocada doctrina del destino manifiesto ya no es algo que convenza ni a los propios estadounidenses.
Libia, la nación que hasta antes de 2011 era una de las naciones más ricas de África, fue destruida por la guerra civil con el mismo pretexto de libertad y democracia, Muamar Gadafi fue un opositor a Estados Unidos desde su llegada al poder, el cual ostentó por más de cuatro décadas, intentó unificar a los países árabes productores de petróleo, de igual forma buscó generar alianzas y desarrollo para muchos países de África, algo que actualmente estratégicamente está haciendo China en la región, incluso promovió la creación de la Unión Africana, o dejar de realizar operaciones de compra-venta de petróleo en otras monedas que no fuera el dólar, algo que seguramente encendió las alarmas en Estados Unidos y la élite que comenzaron a ver al general Gadafi como una amenaza geopolítica. Hoy el país árabe vive sumido por una guerra civil, a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) que no es más que el ejército de toda europa, desestabilizaron al país para derrocar al régimen de Gadafi con el pretexto de democracia y libertad, hoy la nación está destruida, hay miles de desplazados por la guerra civil, la libertad y los derechos humanos ya no le importan a las potencias porque el petróleo ya lo controlan las grandes compañías productoras de crudo.
El ejemplo de Siria, y del cual hemos hablado en muchas ocasiones en estas mismas líneas, es el parteaguas de la historia geopolítica moderna, la intervención de China y Rusia han frenado la desmedida expansión sangrienta de Estados Unidos y sus aliados, de no ser por la llegada de tropas rusas al país árabe los sirios vivirían en plena guerra civil, en una nación totalmente destruida. Hoy sucede lo mismo con Venezuela, un país asfixiado por el embargo comercial que ha provocado una hiperinflación, siendo una de las más severas de cualquier otro país del mundo, dichas sanciones promovidas por Estados Unidos y sus aliados, el motivo es el mismo que en los casos anteriores, llevar democracia y libertad a la nación caribeña, no es casualidad que Venezuela tenga la reservas de petróleo y gas más abundantes del planeta, incluso más grandes que las de Arabia Saudí. Lo que aún muchas naciones no comprenden, es que la nueva era multipolar, el poder geopolítico está dividido, Estados Unidos dejó de ser una potencia dominante, China y Rusia no permitirán más que se siga destruyendo países con la intención de saquearlos y dejarlos destruidos, comenten un grave error los países de latinoamérica que apuestan por una intervención militar, Irak, Libia, Siria, Yemen son ejemplos de que a Estados Unidos nunca le ha importado los derechos humanos, una guerra en el continente traería una catástrofe humanitaria para todos los países vecinos, la democracia y libertad tienen sabor a petróleo, aquellas naciones que no tienen recursos naturales por explotar, no tienen el interés de las grandes potencias por ser liberadas.


INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México