Semanas de reflexión

Semanas de reflexión
MAS DE GENERAL

Los falsos profetas del éxito

Premios Darwin

Premio fiscal a incumplidos

Los niños y el zoológico

Tolerancia cero en estacionamientos
  
MAR
27
2018
Daniel Ámbriz Morelia, Mich. Aunque la reflexión debe ser un ejercicio permanente que por necesidad y por salud mental los humanos debemos practicar periódicamente, existen momentos dentro de la distribución del calendario anual que son propicios para hacerlo, uno de esos momentos es la navidad y la otra, con igual profundidad pero con un sustento más vívido, lo constituye la Semana Santa.
El primer momento para los cristianos, deja el registro del nacimiento de Jesús, el gran maestro; el segundo momento, nos hace vivir la pasión y muerte en la cruz del hombre sabio que abrazó una causa social con profundo amor a la humanidad: Jesús Cristo. Todo un cúmulo de enseñanzas de vida para quien cree en la existencia de un ser superior que está muy por encima de las miserias humanas, el verbo separado del sustantivo en el enunciado de una vida plena, libre de prejuicios y con resultados positivos para abonar a una existencia con causa, a una existencia con razón de ser.
Es importante tomar esta consideración la oportunidad que nos da la vida para limpiar nuestra mente y fortalecer nuestro espíritu, durante el año nos vamos llenando del malestar que trae consigo el largo perigrinar por diversas situaciones adversas y desagradables que nos van llevando al resentimiento y en muchos casos, al odio. Quizás la época de la Semana Santa sea buena para ensayar el perdón que nos puede ayudar a quedar libres de espíritu y sanos del alma, vivir odienado es como morir en vida y no podríamos perdonar a nuestros semejantes si antes no nos perdonamos a notrotros mismos. Si no reconocemos nuestras fallas y nuestros errores y aprendemos de ellos no podremos sanar nunca, nada nos cuesta realizar un acto profundo de contricción, podemos ganar mucho sin perder nada. El amor a nuestros semejantes nos puede dar la sensibilidad para caminar por un sendero con menos obstáculos, aligerar nuestro peso y desarrollar nuestra capacidad de hacer más por nosotros mismos y después por quienes nos rodean. Hay un pensamiento que dice que si a esta vida no venimos a servir, no servimos para vivir.
Liberar nuestra mente de las imágenes y recuerdos que nos causan malestar y hasta enojo, nos puede conducir a un mejor equilibrio entre la parte racional y la parte emocional de nuestro cerebro, esa circunstancia nos permitiría encontrar el justo medio al dejar entrar la luz del entendiemiento que por momentos es bloqueda por nuestras emociones. Permitir que la duda llegua a nosotros sin que nos asalte, nos puede llevar a un estadio de vida diferente al que hemos estado viviendo, vale la pena ensayar con ejercicios de reflexión profunda cuando está de por medio el bienestar personal. Estar bien para vivir bien es una licencia que está en nuestras manos, no necesitamos solicitarla a nadie ajeno, es uno de los privilegios que nadie nos puede impedir. El poder sobre nosotros mismos es infinito si lo sabemos motivar.
Si dejamos de cargar la cruz que no nos corresponde evitaremos una crucificción temprana, si hay que llegar a la cima del Gólgota hagámoslo con la cruz que nos corresponde, dejemos que cada quien cargue la propia y cedamos el paso a los que quieren transitar en libertad. La pasón y muerte del gran maestro que veremos por todos los medios y en todos los pueblos de nuestro territorio, es una alegoría de la vida de cada individuo sobre la tierra, no es un espectáculo para la diversión, es la escena de nuestra propia vida, interioricemos la reflexión, demos paso a la introspección que nos permita avanzar sin tanto obstáculo en una vida sembrada de abrojos y llena de escollos.
Esta vez, quise compartir con mis lectores algo distinto a lo que regularmente escribo, la invitación es a que intententemos encontrarnos en nuestro interior, y si fuera necesario, antes de perdonar a los demás, perdonémonos a nosotros mismos, si lo logramos, sentiremos que por nuestro cuerpo comenzará a fluir algo diferente para nuestro bienestar y el de quienes los rodean. Feliz domingo de pascua.


INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México