Veo un SNTE...

Veo un SNTE...
MAS DE SINDICATOS

Por una remuneración salarial justa

La actuación del SNTE ante el proceso reformístico de México

El SNTE en el contexto nacional

El ejercicio sindical en Michoacán

La formación y profesionalización sindical
  
FEB
13
2018
Daniel Ámbriz Puerto Vallarta, Jalisco El grado de operación táctica del actual equipo de dirigentes que conducen los destinos del SNTE a lo largo y ancho de nuestro país, es elevado, muy preciso y fino, por eso ha levantado celo, polémica y hasta descalificaciones en sectores reducidos del magisterio que no han visto coronados sus deseos de poder personal o por quienes quieren regresar a donde un día estuvieron y les representó comodidad y ganancias económicas personales. Las ideas y las viejas costumbres del pasado hacen que algunos actores políticos al interior del sindicato se vean ridículos queriendo remar a contra corriente en el afán de regresar el tiempo, sin saber que el siglo XXI arrancó hace años y con él, un sindicalismo moderno.
Veo un SNTE fuerte, unitario, con identidad, que sabe a dónde va, pero sobre todos, que sabe de dónde viene y en dónde está parado; sobre esa base, es muy difícil que una ventisca lo pueda doblegar, con esos cimientos, el SNTE ha edificado una gran fortaleza que cubre generosamente a todos sus agremiados, por eso, existen más trabajadores de la educación que lo cuidan y lo fortalecen que aquellos que lo intentan debilitar. La fortaleza del SNTE está en cada miembro del sindicato asentado en cada escuela del territorio nacional, la fortaleza del SNTE no está en sus dirigentes, el SNTE trasciende a las personas que lo integran y no es propiedad de nadie en particular.
Veo un SNTE que hace un gran esfuerzo por subsistir y conservar la viabilidad para beneficio de los trabajadores de la educación, un sindicato integral donde sus cuadros de dirigentes tanto a nivel nacional como a nivel seccional, tienen una hoja de ruta que seguir para no perderse en el mar de la incertidumbre, verdaderos profesionales de la educación y de la política sindical que hacen equipo para desplegar un trabajo colaborativo, cuidando que todos lleguen a tiempo a la meta que estratégicamente se fijan periódicamente.
Veo un SNTE que le abre la puerta a los jóvenes que quieren participar en la política sindical regalando parte de su tiempo a su sindicato, porque al SNTE hay que darle, al SNTE no hay que quitarle. Por eso, los intentos de las viejas prácticas por apoderarse del área operativa del sindicato magisterial no prosperarán nunca, los trabajadores de la educación que son jóvenes en el servicio no permitirán que quienes ya pasaron por la función sindical, les cancelen la oportunidad que tienen de servir y hacer cosas nuevas, de innovar y de profesionalizarse para el ejercicio de un verdadero sindicalismo de servicios, cercano a los agremiados, que brinde confianza y, sobre todo, proporcione certeza laboral. La visión del equipo de líderes que actualmente dirigen al SNTE va más allá de poses inmediatistas, saben perfectamente que deben renovar su sangre para no morir en el anquilosamiento estructural.
Veo un SNTE asediado tanto por actores internos como por agentes externos que saben que su fortaleza estructural soporta cualquier embate, por eso, hacen intentos por minarlo desde adentro como la humedad. Veo también la incomprensión y el enfado de muchos que son presa del paternalismo sindical, los acostumbrados solo a recibir sin dar nada a cambio, aquellos que buscan defender sus derechos laborales a través de un "acuerdo político" o de una componenda electoral.
En Puerto Vallarta, Jalisco, pese a la tempestad que se intentó desatar, se darán cita este 12, 13 y 14 de febrero del año en curso, en la celebración de su VII Congreso Nacional Extraordinario, los delegados efectivos y fraternos del SNTE que están dispuestos a seguir construyendo un sindicato con visión de futuro, allí se dará una muestra de la fuerza democrática y de la legitimidad que tiene el sindicato más numeroso de América Latina, desde ahí se dará un mensaje de unidad a los trabajadores de la educación mexicanos para seguir preservando los valores que los hacen únicos y que los hacen libres. Pese a cualquier intento de división interna, el sindicato magisterial se mantendrá erguido, se mantendrá incólume, alejado de los deseos de odio y de venganza que son propios del género humano, más no de las instituciones. El SNTE trascenderá cualquier sentimiento oscuro que trate de someterlo porque está más allá de caprichos y deseos insanos. Feliz día del amor y de la amistad.


INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México